Trastornos alimenticios 16 May 2017
Trastornos Alimenticios
trastonos alimenticios

TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Los trastornos alimenticios, trastornos de la alimentación o también conocidos como TCA, son un conjunto de síndromes relacionados con la conducta ingestiva. Por ejemplo:

-La anorexia: Es un patrón de alimentación restrictivo que supone la pérdida excesiva de peso corporal. Trae consigo la provocación de vómitos o hacer ejercicio contrarrestar una pequeña ingesta de alimentos.

-La bulimia: Tiene como característica principal la ingesta descontrolada y excesiva (en algunos casos) de alimentos, que, al igual que la bulimia, son posteriormente contrarrestadas por vómitos, ejercicio excesivo e incluso laxantes, con el fin de evitar el aumento de peso.

Trastornos por atracón: Se identifica como el impulso incontrolable de comer, como respuesta a un estado de ansiedad. Si bien la ansiedad disminuye mientras se come, aparece nuevamente una vez finalizada la comida.

Otros trastornos asociados a la conducta alimentaria:

  • Vigorexia o anorexia inversa: Es la excesiva preocupación por mantener un cuerpo modelado, llevando a la práctica excesiva de deporte e incluso al consumo de sustancias que potencien el cuerpo deseado. En el mundo de fisicoculturismo es un trastorno común entre los profesionales del deporte, en el cual se ven “flacos” aún teniendo los músculos totalmente tonificados.
  • Ortorexia: Es la preocupación enfermiza por la calidad de los alimentos que se van a ingerir, reduciendo drásticamente la variedad de éstos.
  • Diabulimia: El enfermo de bulimia que padece también diabetes manipula la dosis de insulina para evitar comer o para compensar atracones, pudiendo incluso eliminar por completo la dosis mínima de insulina necesaria.
  • Si te has sentido indentificado con lo leído hasta el momento o sientes que no tienes control sobre tu ingesta de alimentos, puedes estar padeciendo un trastorno de alimentación.

Síntomas trastornos alimenticios

Para empezar, los trastornos alimenticios surgen a partir de una imagen irreal o distorsionada del propio cuerpo, por ende, la comida termina volviéndose una obsesión, con el fin de poder cuidar del mismo. La conducta alimentaria sólo es una parte que se manifiesta de un complejo grupo de síntomas que afecta otras áreas de la vida, como la identidad personal o el autoestima.

Causas de trastornos alimenticios

Los TCA no se identifican con causas únicas que logren justificar su aparición, es un conjunto de factores de vulnerabilidad que facilitan su desarrollo, especialmente durante la adolescencia. Estos factores pueden ser biológicos, genéticos, ambientales o individuales como sufrir de bullying y críticas respecto al físico, hábitos alimentarios específicos, perfiles neuropsicológicos disfuncionales, estresores, experiencias traumáticas).

Prevención de los TCA

Los programas de prevención para los TCA suelen incluir programas o estrategias psicoeducativas, que fomenten el incremento de las actitudes,  pensamiento crítico, expresión de mensajes, con efectivos medios de comunicación (media literacy), técnicas de inducción y disonancia e intervenciones orientadas a minimizar los factores de riesgo en los TCA.

En el caso de los TCA, los grupos suelen estar divididos por géneros y edades que comprenden a los adolescente y jóvenes, también por actividades profesionales, deportivas y recreativas que realizan.

Si crees que el trastorno alimenticio es el responsable de tus problemas de salud, debes consultar a tu médico de confianza.

 

Soledad 15 May 2017
Soledad
soledad

SOLEDAD

Durante la vida, es normal vivir episodios de soledad ocasionalmente; sentir el deseo e impulso de aislarte y querer estar completamente solo. No representa ningún problema siempre y cuando este acto no sea reiterativo en el tiempo.

En caso de que se presente de manera constante o casi permanente, es cuando empiezan a manifestarse algunos síntomas que ponen en riesgo la salud tanto mental como física, hasta llegar a impidir tener una vida funcional y normal. Llegado a este punto, lo mejor es buscar ayuda profesional cuanto antes.

 

Empieza hoy mismo a sentirte mejor

 

 

Soledad crónica

 

Se considera como soledad crónica cuando los sentimientos de querer estar aislado totalmente permanecen durante un tiempo prolongado. Las principales características son: el deseo constante de aislarse, no tener ningún tipo de contacto con alguien y la incapacidad de lograr conectar con alguien. Como adicional, pueden aparecer un sentimiento de incomodidad, rechazo y baja autoestima.

 

La soledad continua afectar incluso a quienes son más sociables. Si este tipo de soledad es permanente, a largo plazo puede tener un impacto negativo que se extiende a todas las áreas de la vida cotidiana si no se prevee a tiempo.

Síntomas de la soledad

Estar aislado y en constante soledad afecta negativamente la calidad de vida de las personas porque se priva de vivir experiencias que pueden ser satisfactorias y motivadoras, afectando el comportamiento normal del individuo.

Lograr identificar a tiempo si se está padeciendo este tipo de afección, es de suma importancia para lograr sanar en menor tiempo y evitar problemas futuros. Para ello, ten en cuenta los siguientes síntomas:

  • Depresión o bajo estado de ánimo durante casi todo el día.
  • Pérdida total del interés en actividades sociales, generando apatía.
  • Sedentarismo y aumento de peso al realizar pocas actividades
  • Insomnio (dificultad para conciliar el sueño) o hipersomnia (dificultad para despertar del sueño y estar excesivamente somnoliento una vez despierto)
  • Tensión mental y la ansiedad hasta el punto de generar agitación psicomotriz
  • Fatiga ante el mínimo esfuerzo.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva.
  • Dificultad para lograr concentrarse o pensar en algo en específico.
  • Estado de indecisión ante cualquier situación.
  • Aparición de ideas suicidas.

¿Quiénes son propensos de sufrir soledad crónica?

La soledad crónica puede afectar a cualquier persona, sin importar las características individuales o personales. Por lo general se asume que alguien que es tímido o introvertido por naturaleza, tiene mayor probabilidad de sufrir esta afectación, pero no siempre es así, de hecho hasta las personas más “alegre” y extrovertida puede padecer de soledad crónica, ya que esta no excluye ningún tipo de personalidad.

Para gran parte de las personas, la soledad crónica pasa a ser en efecto secundario derivado de algún problema de salud o emocional, incluyendo a quienes:

  • Hacen uso sustancias.
  • Han sufrido de depresión y/o un trastorno bipolar.
  • Han padecido aguna enfermedad de condición grave.
  • Síndrome de Asperger o formas leves de autismo.
  • Demencia o Alzheimer.
  • O temas relacionados a la condición u orientación sexual.

Si crees que LA SOLEDAD es la responsable de tus problemas de salud, debes consultar a un especialista en el tema. ¡Estamos para ayudarte!

 

Coaching 14 May 2017
Coaching
COACHING

COACHING

El coaching es una disciplina practicamente “nueva”, que tiene como pilar fundamentel el acercarnos al logro de objetivos propuestos, permitiéndonos de esa manera, desarrollarnos a nivel tanto personal como profesionalmente. Los beneficios son númerosos, destacando entre ellos que te ayuda a pensar y a tener puntos de vista diferentes, a mejorar las comunicación hacia los demás y sobre todo a profundizar en ti mismo.

Durante el proceso de Coaching, el coach encargado ayuda al a gestionar el desarrollo personal haciendo hincapié en la conciencia, generando en los individuos responsabilidad y construyendo auto confianza.

Hay coaches especializados en diferentes ámbitos como: el personal, social, profesional y los que están enfocados al mundo empresarial.

El coaching se define como el arte para que la personas logren alcanzar lo mejor de si mismas en todo ámbito en que deseen desarrollarse. El coaching se trabaja mediante una relación continuada y se requiere un alto nivel de compromiso, entrega y energía de ambas partes. “El trabajo duro vence al talento cuando el talento no trabaja duro”

El coaching se podría definir como el arte de trabajar con los demás para que consigan los resultados deseados y más de los esperados, mejorando su calidad de vida diferentes ámbitos. Es una actividad que promueve y permite resultados extraordinarios en el desempeño buscado.

Los beneficios se hacen visibles y tangibles cuando la persona logra profundizar sus experiencias personales, mejora sus relaciones, obtienen la motivación para seguir trabajando en lo deseado y se liberan de cosas y vínculos que los tienen atados y que les impide progresar tanto en sus vida personal como profesional.

¿Qué hace un coach?

  • Ayuda en la construcción y fijación de metas tanto individuales como profesionales. Aclarando que el coach no es quien dice que se debe hacer o no. Su función es encaminar por la vía más adecuada para alcanzar lo deseado. No existe ningún tipo de jerarquía ni mucho menos él es la autoridad en el proceso.
  • Partiendo de las expectativas individuales, el coach tiene la capacidad de proporcionar un enfoque claro orientado a los resultados esperados.
  • La motivación juega un papel fundamental en el logro de cualquier objetivo, y es justamente lo que un coach saber despertar en cada individuo para lograr fortalecer las ideas y el proceso en la obtención de resultados, logrando extenderla hacia cualquier ámbito deseado.
  • El aprendizaje es constante y el coach logra fomentarlo en cualquier dirección para que sea contínuo, logrando crear en la persona el auto-aprendizaje como la herramienta principal.
  • Un coach puede llegar a descubrir nuevas habilidades o talentos ocultos en las personas. Por lo general esto se alcanza una vez la relación entre cliente y coach ha alcanzado un alto nivel de compenetración,

¿En qué áreas de nuestra vida nos puede ayudar el coaching?

Empezando por el ámbito personal, el coaching sirve para:

  • La gestión de emociones.
  • Cambio de hábitos.
  • Mejorar la comunicación y las relaciones personales.
  • Encontrar un equilibrio entre la vida personal y laboral.
  • Aclarar cuál es tu camino y hacia dónde vas.
En el ámbito profesional existen diferente formas de coaching, dependiendo la necesidad, por ejemplo, para el ámbito ejecutivo, estratégico, de equipos y líderes. Pero, de manera general se utiliza para:
  • Mejorar el desempleo, al lograr potencializar habilidades en las personas.
  • Logro de objetivos y aumento de la efectividad operativa.
  • Formar equipos de alto rendimiento.
  • Aumentar y mejorar la cohesión interna.
  • Mejorar la relación, comunicación y trato con clientes y proveedores.
  • Desarrollar las habilidades personales.

Si sientes que un coach puede ayudarte en algunos de estos problemas, debes consultar a tu médico de confianza.

 

Pareja y Sexualidad 13 May 2017
Pareja y Sexualidad

PAREJA Y SEXUALIDAD

Los problemas sexuales son más comunes de lo que se piensa y afecta a muchas personas, tanto mujeres como hombres, estén o no en pareja. El dejar avanzar estos problemas puede ser el resultante del deterioro en la vida social y personal de cada parte, debido a los complejos, falta de seguridad y bajo autoestima que éstos suelen dejar al paso.

Los problemas sexuales se pueden presentar por causas orgánicas (físicas y fisiológicas). En las mujeres es común encontrar problemas al tener relaciones por dolor, baja excitación, falta de deseo y ausencia del orgasmo. En los hombres es frecuente la disfunción eréctil, el poco deseo sexual o pérdida total del mismo, eyaculación precoz o retardada y testosterona baja.

Los factores psicológicas influyen de igual manera, como: Estrés, cansancio, ansiedad, depresión, vergüenza, culpa, entre otros… Los aspectos cognitivos y emocionales son la base de los trastornos sexuales.

“Si tu vida sexual no es satisfactoria, si no disfrutas de tu actividad sexual, si presentas disfunciones en este área o si repercute en tu relación de pareja o te bloquea a la hora de conocer a otra persona… Es posible que necesites terapia sexual.”

Problemas sexuales más comunes

Los problemas sexuales los podemos clasificar en relación dependiendo el proceso sexual que se vea afectado:

Trastornos asociados al deseo.

  • Deseo sexual hipoactivo: Disminución o ausencia de interés, sensación, pensamientos o incluso fantasías sexuales. Las ganas o motivación para encontrar excitación es escasa o totalmente nula.
  • Trastornos por aversión sexual: Disgusto y asiedad ante pensamientos e ideas o el intento de practicar cualquier actividad sexual.

Trastornos de excitación

  • Disfunción eréctil: Capacidad nula de conseguir o mantener una erección con la suficiente rigidez como para llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias.
  • Trastornos de la excitación: Disminución o ausencia del placer y excitación ante cualquier tipo de estimulación sexual, incluso al haber lubricación genital u otros signos propios de un proceso excitatorio.

Trastornos asociados al orgasmo

  • Eyaculación precoz: Incapacidad de controlar el estimulo eyaculatorio durante la relación sexual, impiediendo la satisfacción de ambas partes.
  • Trastornos del orgasmo en la mujer: Disminución o total ausencia de la intensidad del orgasmo pese a una adecuada estimulación, incluso sintiendo excitación sexual.

Trastornos por dolor

  • Vaginismo: Dificultad persistente para permitir la entrada del pene, los dedos u otro objeto en la vagina a pesar del deseo de la mujer.
  • Dispareunia: Dolor persistente o recurrente al intentar completar la penetración. Se incluyen las mujeres que no toleran los movimientos vaginales debidos al dolor.
  • Dolor en la eyaculación: Molestias o sensaciones de ardor que se manifiestan durante o después de una eyaculación.

Tratamiento

La terapia sexual va dirigida a la información y formación sobre aspectos anatómicos y la eliminación de prejuicios o conocimientos erróneos en relación con la sexualidad. Se trabaja igualmente para la resolución del problema específico que presente la persona, en una o varias fases del proceso sexual, gracias a técnicas de modificación de las conductas que le lleven a desarrollar la vida sexual de forma plena.

terapia pareja

TERAPIA DE PAREJA

Las relaciones de pareja no están exentas de dificultades, algunas resultan obvias, pero otras se van reproduciendo cotidianamente de forma velada, entrando en una inercia que termina deteriorando la relación de modo que las personas involucradas piensen en ponerle fin.

En estos casos, buscar ayuda externa y profesional puede ser de gran ayuda, no sólo para evitar una ruptura,  -algo que siempre supone un drama personal- sino sino tambiél para evitar un problema emocional en el ámbito social (sobretodo si se tienen hijos). Con la ayuda profesional se aprende a identificar los factores y conductas, tanto propias como ajenas, que han ido deteriorando la relación y así poder reconducirla, fortaleciendo el vínculo personal.

Desafortunadamente, muchas parejas buscan ayuda profesional cuando la relación está en serio declive, con problemas y resquemores profundamente enquistados. La solución, -como no podía ser de otra manera tratándose de parejas- es cosa de dos. Pero incluso si una de las partes no está en disposición de colaborar, la otra puede acudir igualmente al profesional, aunque este contará con menor capacidad de intervención.

Problema de pareja habituales

  • Falta de comunicación: Este es el principal problema en las relaciones de pareja y a su vez constituye el núcleo central del resto de problemas. Si no hay comunicación no se podrán compartir las inquietudes, necesidades y sentimientos que se tienen en torno a la relación, tampoco las quejas. Una pareja feliz pasa necesariamente por tener una constante y buena comunicación.
  • No aceptación de las diferencias: Si un miembro de la pareja no acepta las peculiaridades de la otra parte, se favorecerá que surjan sentimientos negativos entre ambos. La base de una relación es la aceptación de la otra persona tal y como es, sin que eso signifique que no pueda mejorar algunos aspectos.

  • Cotidianidad y roles: La casa, los gastos, tareas domésticas, las decisiones, los hijos y la responsabilidad, etc. El día a día proporciona innumerables situaciones que pueden generar conflictos y discusiones, situaciones que una pareja debe saber resolver, estableciendo el papel que debe realizar cada cual y definiendo las tareas de manera justa y equitativa.
  • Sexualidad: La sexualidad de la pareja se puede ver afectada por falta de apetito sexual o trastornos sexuales (tanto en hombres como en mujeres). También, falsas concepciones sobre la sexualidad, como por ejemplo, que la cantidad se pone por encima de la calidad o que se pretenda que el sexo es como se muestra en la televisión y pornografía, entre otras, pueden motivar un distanciamiento afectivo y aumentar la inseguridad, disminuyendo el apetito sexual.
  • Celos: Los celos conllevan principalmente a la falta de confianza, tanto en uno mismo (baja autoestima) como en la otra parte de la pareja. Se torna como una situación difícil de mantener, pues quien padece de celos vive bajo la ansiedad y el agobio de una posible infidelidad, teniendo conductas o comportamiento de control sobre su pareja, la cual a su vez se siente vigilada y fiscalizada en todo momento.
  • Infidelidad: La infidelidad es una de las causas más comunes en la crisis de pareja. Suele llevar subyacentes una serie de problemas que van minando la relación, lo que conllevan a fijar la atención en otra persona o por el contrario, buscar más atención de la pareja con aquellos actos. La persona engañada genera resentimiento y frustración, y si bien es causa para la ruptura amorosa, también es posible superarla; recuperando la confianza perdida y buscando solución a los problemas de base que la ocasionaron el problema.

Solicita al especialista en SEXUALIDAD la sesión de consulta, en la que se estudiará a profundidad la situación para diseñar la terapia adecuada para ti.

 

La adicción 12 May 2017
La adicción
adicciones

LA ADICCIÓN

La adicción es el resultado de autogestionar sentimientos o vivencias personales mediante el uso de sustancias o de comportamientos repetitivos.

Se llega ahí por la necesidad inmediata de sentir algo diferente a lo que normalmente sienten o a la realidad que viven. En el caso concreto de la adicción por consumo de sustancias o alcohol, hacen el uso de estos para calmarse, consolarse, aliviarse, tranquilizarse, relajarse, estimularse, activarse, o empoderarse, entre otros motivos. El hecho de que al principio sea muy efectivo para modificar el estado de ánimo, la percepción de las cosas y las vivencias, hace que las personas sientan el impulso de repetir la experiencia.

Que el consumo o comportamiento se convierta en un acto repetitivo o en una actividad habitual es lo que caracteriza la adicción, señala el comienzo de una relación con la acción repetitiva.

Al comienzo de la adicción…

 

La persona siente que tiene el control sobre las sustancias que consume o sus comportamientos, pero a medida que la relación se intensifica, la acción repetitiva perpetúa. Como consecuencia, la adicción toma el control. A medida que ésta gana fuerza, las funciones del cerebro se van adaptando a ella, lo cual explica en parte por qué resulta tan complicado dejar de consumir o dejar ciertos hábitos de comportamiento.

Independientemente de cómo comenzó la adicción, llega un momento en el que el consumo se apodera de la persona, simplemente porque se ha enganchado con sus efectos. Realmente es como un círculo vicioso; llegan al punto de darse cuenta del daño que se hacen, pero el ansia por evitar las sensaciones tan incómodas derivadas de no consumir (o del síndrome de abstinencia), les impulsa a continuar consumiendo y se enzarzan en una lucha inútil y desesperada por controlar la adicción.

 

Con el paso del tiempo…

 

La adicción se apodera poco a poco del cuerpo, mente y alma de quien la padece. Las dañinas consecuencias no solo repercutenen a quien tiene la adicción, sino que se extiende hasta sus familiares y sus cercanos. Pese a ello, las personas tienen gran dificultad para enfrentarse a sí mismos y parar. Aún teniendo la capacidad de hacerlo, no son capaces de tomar una decisión y mantenerla.

Características

Una de las características que define la adicción es que perdura pese a la creciente evidencia del daño que provoca, -como ya lo hemos mencionado-. Esto incluye el riesgo real de morir. De hecho, inherente a la adicción es el autoengaño del que la padece, creyendo que las cosas “no están tan mal” como realmente lo están.

No obstante, existe la posibilidad de recuperarse. Para el proceso, es importante alentar a los adictos a reconocer que hay ayuda disponible para ellos, y ayudarles a que accedan a ella.

Aparte de las adicciones a sustancia tóxicas (alcoholismo y drogodependencia), existen múltiples adicciones a:

  • Tecnología (tecnofilia).
  • Sexo (ninfomanía).
  • Juegos de azar o apuestas (ludopatía).
  • Videojuegos (gaming disorder o una clase de ludopatía)
  • Al móvil o smartphones (nomofobia).

Síntomas de la adicción

Los síntomas de la patología variarán según la adicción que sufra la persona y de sus características individuales de personalidad. De todos modos, existen diversos signos que son comunes en la mayoría de casos de adicción:

  • Pérdida de control del uso o consumo, afectando diferentes áreas de la vida de la persona.
  • Bajones emocionales o estado de ánimo triste.
  • Irritabilidad por cualquier cosa.
  • Deterioro de la calidad de vida.
  • Negación constante y autoengaño.
  • Ansiedad.
  • Obsesión a comportamientos y hábitos.
  • Inquietud constante y preocupación excesiva.
  • Dificultad para conciliar el sueño e Insomnio.
  • Sentimiento de culpabilidad.

¿Cuáles son las causas de una adicción?

Las causas a una adicción son múltiples e interaccionan de una forma compleja que desemboca en el desorden adictivo. Las causas son distintas a cada persona, por lo que se debe individualizar cada caso y realizar un estudio de su historia personal y familiar, con el fin de poder realizar el diagnóstico más adecuado.

Los factores de personalidad tienen un papel fundamental en el desarrollo de una adicción. Hay algunas características concretas, como la dificultad para gestionar los sentimientos propios o la baja tolerancia a la frustración, que facilitan el desorden adictivo.

Otros factores que pueden generar una adicción

Cerca del 50% de los jovenes que padecen algún tipo de trastorno o enfermedad mental son más propensos a desarrollar una adicción, generalmente a drogas o alcohol.  Así mismo las enfermedades mentales suelen derivarse del consumo excesivo.

Si crees que la adicción es la responsable de tus problemas de salud, consulta con un especialista en el tema. ¡Estamos para ayudarte!

 

Depresión 11 May 2017
Depresión
depresion

DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés al realizar diferentes actividades. También denominada «trastorno depresivo mayor» o «depresión clínica». Afecta los sentimientos, los pensamientos y el comportamiento de una persona, y como resultante puede causar una variedad de problemas físicos y emocionales. En casos más avanzados se encuentra dificultades para realizar las actividades cotidianas y se caracteriza por el sentimiento de que “no vale la pena vivir”

La depresión es más que solo una tristeza pasajera, ya que el tiempo en que perduran las emociones naturales como la nostalgia, tristeza, frustación, es lo que marca la diferencia entre la depresión y una emoción natural. Las emociones duran poco tiempo, mientras que la depresión prolonga y empeora aquellos sentimientos por semanas, incluso por meses.

La depresión no es una debilidad, pero el proceso para tratarla no se dá de la noche a la mañana. En algunos casos la depresión puede requerir un tratamiento a largo plazo. Pero no te desanimes. El primer paso es buscar ayuda. La mayoría de las personas con depresión empiezan a sentirse mejor con sesiones de psicoterapia, en otros casos con medicamentos, incluso donde se aplican ambos. Cada proceso es diferente.

Síntomas

Si bien la depresión puede producirse solamente una vez en la vida; por lo general, las personas pueden experimentar varios episodios, dependiendo qué la cause. Durante estos episodios, los síntomas se producen y permanecen durante gran parte del día, por varios días y pueden consistir en:

  • Sentimientos constante de vacío, tristeza o desesperanza.
  • Enojo, frustración e irritabilidad, incluso por pequeñas cosas o asuntos sin importancia.
  • Pérdida de interés o placer por actividades que se disfrutaban, como deportes, hobbies e incluso las relaciones sexuales.
  • Alteración del sueño, ya sea insomnio o dormir demás.
  • Cansancio constante y falta de energía para desarrollar hasta la actividad más sencillo, lo que requiere un esfuerzo mayor para hacerlas.
  • Alteración en la alimentación, puede presentarse falta de apetito y adelgazamiento, o por el contrario, hambre constante (incluso estando lleno) y aumento de peso.
  • Ansiedad, inquietud o agitación.
  • Lentitud en general, ya sea para dar una respuesta, razonar, hablar o movimientos corporales.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa, fijación en fracasos del pasado o autorreproches.
  • Dificultad concentrarse, para pensar soluciones, tomar decisiones y recordar cosas.
  • Aparición y permanencia de pensamientos suicidas y sobre la muerte hasta el punto de llegar a tener intentos de suicidio.
  • Problemas físicos repentinos e inexplicables, como dolor de espalda, hombros o de cabeza.
  • Para muchas personas con depresión, los síntomas suelen ser lo suficientemente graves para causar problemas evidentes en las actividades cotidianas, como el trabajo, la escuela, las actividades sociales o las relaciones con otras personas. Algunas personas pueden sentirse infelices o tristes en general sin saber realmente porqué.

Causas o acontecimientos que pueden de manera general pueden producir depresión:

  • Duelo por la pérdida de un ser querido.
  • Problemas y estrés a nivel laboral.
  • Problemas económicos.
  • Rupturas sentimentales o separación de pareja.
  • Enfermedades propias o de familiares.
  • La vejez: Ya que es una etapa de la vida especialmente vulnerable para este tipo de trastorno.
  • Los problemas mencionados generan la sensación de vulnerabilidad e inlcuso desaliento por la vida en general. Empezar terapia es una de las mejores alternativas para superar este trastorno.

Otros factores que pueden generar depresión

Exceptuando las enfermedades orgánicas que pueden pueden producir depresión (enfermedad de Parkinson, tuberculosis, etc.), y fuera de un evento que afecte de manera negativa nuestro estado emocional, existen otras razones por las cuales se puede desarrollar dicho trastorno:

 

  • Alteraciones en la segregación de químicos del cerebro como: alteraciones en neurotransmisores como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina
  • Problemas o cambios hormonales
  • Rasgos hereditarios
  •  Factores psicosociales (Bullying, problemas en relaciones afectiva o estrés laboral)

Si crees que la depresión es el responsable de tus problemas de salud, consulta con un especialista en el caso. ¡Estamos para ayudarte!

 

Ansiedad y Estrés 10 May 2017
Ansiedad y Estrés
asiedad

ANSIEDAD

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se caracteriza por tener presente preocupaciones excesivas en cualquier ámbito de la vida, generando impaciencia, inquietud, tensiones musculares (sobre todos en la parte de los hombros y espalda), irritabilidad en todo momento, sensación de fatiga física y mental y una angustia permanente, como si algo realmente malo o catastrófico fuese a ocurrir en un instante, así sea baja o nula la probabilidad de que suceda.

“Si llevas tiempo con preocupaciones excesivas que te han sumergido en la inquietud e incertidumbre y esto ha empezado a interferir en tu vida cotidiana, en tu trabajo, con tu familia e incluso en relaciones personales y sociales, puedes estar padeciendo de ansiedad generalizada”

Síntomas de ansiedad

Otros que caracterizan el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), fuera de los mencionados anteriormente se encuentran: dificultad para concentrase, insomnio o problemas para conciliar el sueño, dolores de cabeza, desesperación, etc.

El no tratar el TAG a tiempo puede repercutir de manera negativa en diferentes ámbitos de la vida al impedir a la persona tener la tranquilidad y serenidad para desarrollar actividades diarias de manera normal.

 

Ansiedad generalizada por edades:

 

EDADES

Tratamiento para ansiedad generalizada

En PsicoNómada la intervención para el trastorno de ansiedad generalizada es por medio de la terapia cognitivo-conductual o TCC.

Este tipo de terapia se base en cómo influyen los pensamientos en las emociones, las emociones en sensaciones físicas de las sensaciones físicas a los comportamientos. En PsicoNómada aplicamos las siguientes estrategias para lograr estos objetivos terapéuticos:

  • Relajación y ejercicios de atención plena
  • Neutralización y control de las preocupaciones por medio de técnicas cognitivas.
  • Exposición gradual y totalmente controlada ante situaciones temidas.
  • Gestión emocional.
  • Resolución de problemas por medio de técnicas.
  • Todas las estrategias mencionadas están soportadas para el óptimo desarrollo de la terapia.
estres

ESTRÉS

Todos, sin excepción hemos oído sobre el “estrés” como es una carga o pesadez al hacer las cosas, una sensación de abrumadora que nos impide hacer y pensar correctamente en el momento, pero en definitiva…

¿Qué es el estrés?

El estrés aparece ante un desafío, reto o demanda. Puede presentarse ante cualquier situación o pensamiento que produzca frustración, nerviosismo, ira, entre otros. Poniendo a la persona en un estado de tensión física y emocional. El estrés puede presentarse en cualquier ámbito de la vida cotidiana y normalmente aparece cuando hay: exceso de trabajo, eventos futuros inciertos (provocando también ansiedad), eventos pasados sin resolver o traumas que se hayan vivido, etc.

Existen varios tipos de estrés:

  • Estrés normal: Son las reacciones fisiológicas que se dan en nuestro organismo ante determinadas situaciones cotidianas que no controlamos; éstos se define como estrés. Pero no es del todo “malo” como se podría llegar a pensar, es necesaria un pequeña cantidad de estrés y ansiedad, para poder afrontar y superar algunas situaciones difíciles que se presentan en el día a día.
  • Estrés patológico: Cuando se presenta de manera continuada e intesa la sensación de estrés, es muy probable que a mediano y largo plazo cause problemas tanto físicos y psicológicos, pasando a ser estrés crónico. Este tipo de estrés es bastante nocivo ya que suele provocar en las personas crisis de llanto, depresión, y diversas afecciones físicas.
  • Estrés post-traumático: Es aquel que se presenta en las personas luego haber experimentado un suceso tramático o aterrador, como un accidente de tráfico, un asalto, algún desastre natural, entre otros. Una de las consecuencias de haber vivido este tipo de eventos hace que la persona tenga pensamientos aterradores o catastróficos con frecuencia, relacionados con aquella situación. Si bien este tipo de estrés no distingue edades, los niños son más propensos a sufrirlo.
  • Estrés laboral: Se denomina estrés laboral al conjunto de reacciones emocionales y físicas provenientes de las exigencias en el ámbito laboral. Normalmente estas exigencias superan las capacidades, recursos y/o las necesidades del trabajador. Según un estudio llevado a cabo por la OMS, el 28% de los trabajadores europeos sufre estrés laboral, y el 20% padece el síndrome llamado “burnout”.

Fases del estrés:

  • Alarma: Es cuando una persona se enfrenta a una situación totalmente nueva o complicada, ante la cual y de manera natural, el organismo la considera como una amenaza real y por tanto, se prepara para afrontarla con energía. En este estado de alerta, el sistema endocrino se pone en marcha incrementando la producción de adrenalina, la noradrenalina y el cortisol, entre otras.

    De forma casi inmediata se produce una reacción corporal que se identifica por el incremento de la frecuencia cardiaca, la tensión arterial y el ritmo de respiración, lo que a su vez, produce un estado de tensión generalizado en los músculos.

  • Resistencia: Es cuando el estado de alarma en el que ha entrado el organismo se mantiene por un periodo largo o que se presenta de manera reiterada. Inicialmente el cuerpo se adapta a esta situación, pero luego acaba por llegar el cansancio y con él a aparecer los primeros síntomas como consecuencia del esfuerzo realizado. Éstos pueden ser dolores de cabeza, sensación de fatiga, contracturas musculares (especialmente en el cuello, hombros, la zona lumbar y la espalda), problemas de memoria, alteraciones del sueño, irritabilidad, cambios de humor, frustración, actitud pesimista, estado de ansiedad, etc.
  • Agotamiento: Llegado a este punto es donde pueden surgir los problemas serios. Cuando ya no se tiene la capacidad de resistencia, se genera una nueva situación de alarma sumada a la anterior y es cuando se entra en un encadenamiento que prolonga el estrés más de lo “normal”. En esta situación el organismo se debilita hasta llegar a afectar al sistema inmune, reduciendo su capacidad para neutralizar la acción de los microorganismos, también el sistema circulatorio aumentando la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, incrementando considerablemente la posibilidad de sufrir un accidente cardiaco o cerebrovascular.

Si crees que el estrés es el responsable de tus problemas de salud, consulta un especialista en el caso. ¡Estamos para ayudarte!

 

Side bar
Habilitar Notificaciones    Si No, gracias